jueves, mayo 17, 2007

Manga

Posiblemente uno de los elementos de la cultura japonesa más conocidos internacionalmente es el manga y su primo hermano, el anime. Casi todos nosotros, occidentales, tanto en Europa como en América, hemos crecido viendo robots gigantes, niñas en montañas suizas y partidos de fútbol interminables donde los jugadores parecían más bien acróbatas. Estamos acostumbrados a personajes con ojos que ocupan el 40% de su cabeza, o que tienen un flequillo que les cubre un ojo que jamás hemos logrado ver o cuyo pelo siempre tiene los pinchos en los mismos sitios aunque acaben de salir del agua. Quizá no lo sabíamos en ese momento, pero si nos hubiéramos encontrado con un niño japonés y por algún milagro pudiésemos hablar de algo, posiblemente el único punto en común que encontraríamos sería el último capítulo de Dragon Ball.

El comic y la animación es sin duda uno de los mayores éxitos de la cultura japonesa moderna, casi equiparable a Hollywood en los Estados Unidos o los macarrones con queso en Italia. Es curioso que de primera impresión, para mucha gente el manga y anime es algo bastante poco japonés. A nivel gráfico, el color de pelo, altura, complexión y sobre todo esos ojos exagerados de los personajes son inequívocamente rasgos occidentales. Respecto a las historias, hay evidentemente una gran variedad pero la percepción general es que hay mucho sexo y violencia, y esto parece raro viniendo de un país tan civilizado como Japón. He oído ya a bastante gente (de fuera) decir que les interesa Japón pero no les interesa el anime porque es algo superficial y occidentalizado. Yo creo que no hay nada más lejos de la realidad que esto, que me parece una percepción precisamente occidental. El Japón que muchos tienen idealizado, el de las casas de te y el bushido, los templos y las geishas, desgraciadamente ya no existe. Una geisha o una espada samurai es casi tan exótica para un japonés como para nosotros y este prejuicio de lo que es auténtico o no en Japón no es muy diferente al de los ingleses con los toros y el flamenco (aunque a mi también me gusta más ;). El Japón moderno, el Japón que ha sufrido una espantosa derrota en una guerra y ha resurgido de sus cenizas, el Japón de los rascacielos, del hiperconsumismo, del amor-odio hacia lo extranjero y de las colegialas con uniformes está mucho más presente en un manga que en la novela de Genji, mucho mas en Ranma ½ que en Rashomon y mucho más en pokemon que en un jardín zen. Esto no quiere decir que sea mejor o peor o que lo antiguo no esté ahí, está pero como algo histórico, del pasado. El manga es la expresión cultural más fiel de esta sociedad y es complejo, variado, interesante y controvertido... como Japón.

Pero basta de cháchara, vamos al grano ¿Cómo se vive todo esto aquí, que es al fin y al cabo de donde viene todo el tinglado?

Como cabría de esperar, la presencia del manga en Japón es masiva. Hay millones de tipos, autores y series diferentes. Está por todas partes, desde enormes librerías especializadas en las que uno se pierde hasta supermercados 24 horas donde la gente se compra precocinados y tabaco pero que cuentan con una selección que podría rivalizar con la mayoría de las tiendas de comics europeas. La gente lee mucho y muy rápido: he visto gente ventilarse un tomo de 3 centímetros de grosor en un viaje de 15 minutos en metro.

Lo primero que choca es lo importante que es la división del manga en tipos. Supongo que teniendo tanto es normal, pero la verdad es que yo me parto de risa con algunos tipos de manga. Cuando llegas a alguna tienda especializada lo tienen todo dividido. Hay una zona que es de manga para chicas, lo que normalmente quiere decir argumentos algo ñoños de colegialas que conocen príncipes azules. Otra zona es la de adolescentes, con los sospechosos habituales: peleas con rayos y poderes, yakuzas, samurais y chicas de tetas exageradas pero con cara de niña que tropiezan todo el rato y se les levanta la falda. Después la sección robots gigantes (están obsesionados), que sinceramente me parece incluso más enfermizamente friki que la que está al lado con todos los mangas porno con argumentos pedófilos. Después nos vamos sumergiendo un poco más en las profundidades frikis. Hay figuritas de personajes femeninos conocidos en posturas sugerentes, un montón de muñecos raros, feos y con pinta de viejos por precios absurdos, ediciones de coleccionista o firmadas por el autor de series de hace 50 años, juegos de segunda mano de consolas que no me suena ni la marca... También bocetos inéditos de mangas o células originales con las que se hizo un fotograma de una película (esto la verdad es que está muy bien, algunas son preciosas y es un objeto de coleccionista muy chulo).

Para mi uno de los descubrimientos han sido los mangas sobre comida. Hay de casi todos los tipos de comida. Mangas sobre sushi, sobre tempura, sobre ramen... mi novia ahora esta enganchada a uno sobre panaderos. Son muy parecidos a los normales, lo que pasa es que en vez de pelearse con rayos y espadas combaten a ver quien hace el mejor roscón. De alguna forma también se las arreglan para sacar chicas en bikini o con uniforme de colegiala. Pero vamos, que la sección de mangas de comida no tiene desperdicio, todas esas portadas con platos de tallarines o carnes humeantes... es genial.

Otra cosa curiosa es la actitud de los japoneses hacia el manga. Sobre esto tengo que investigar un poco más pero es todo un fenómeno sociológico. Básicamente: leer manga, sobre todo ciertos tipos de manga, es pasable, pero si lees mucho o te lo tomas en serio eres un otaku (friki en japonés), y esto para muchos japoneses es un submundo del que hay que huir como sea. Hace poco leí un post muy gracioso en el blog de un chico inglés que vive en Japón cachondeandose de muchos aficionados al manga occidentales que se sienten marginados y vienen a Japón creyendo que aquí los comprenderán mejor y ligarán con chicas como las protagonistas de sus comics... y cuando llegan ven que se les margina el doble y que las únicas chicas que querrían hablar con ellos en Akihabara (zona friki) sería para preguntarles que quieren tomar y se largarían después con chicos japoneses que tienen la clase de bronceado que claramente no se adquiere leyendo manga.

Aún así, ciertos autores o mangas son vacas sagradas y se puede confesar públicamente que te gustan. Entre ellos, con éxito a partes iguales de crítica y público, famoso nacional e internacionalmente está Hayao Miyazaki, un genio de la animación para el que no tengo palabras de admiración suficientes pero aún así algún día dedicaré un post en exclusiva.

Y con esto creo que voy a dejarlo, que he soltado un buen rollo. Como siempre me ha gustado la animación japonesa y ahora aquí intento usarla para practicar y leo manga para aprender palabras y kanjis, es posible que ponga de vez en cuando alguna que otra crítica de cosas que me parecen suficientemente buenas (o malas, que siempre es más divertido). Hasta entonces... saludos otakus!

10 comentarios:

Iván dijo...

La verdad es que para aprender japonés, el leer mangas "facilitos" puede ayudar mucho.
Y sobre todo, si pillas series de anime, subtituladas al inglés, y te las ves (en plan, si sigues Naruto o alguna movida así) acabas pillando muchísimo.

El otro dia, viendo heroes, salió el padre de hiro, y voy yo y digo "to san!" y va el hiro y efectivamente dice "to san!" (padre!), me hizo mucha gracia xDDD

nonasushi dijo...

Nosotros seguimos con Death Note, planeando viaje a Japón y yo de vez en cuando comiendo "dorayakis".

Juro, que en cuanto este en Tokio, me voy a comer 500 dorayakis y pasteles de judía roja. A DIOS PONGO POR TESTIGO.

Carlos dijo...

Me parece muy buen artículo y bien expresado. Tal vez le interese el libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información, y mas temas relacionados con la cultura china y japonesa:
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

gabidiaz dijo...

hola

No me digas que tu novia ve yakitate japan, yo la he visto via youtube en momentos muertos entre reunión y reunión (ya voy por el episocio 52!!). Es bastante subrealista, pero me parto de risa, y eso que los juegos de palabras son japoneses pero los "nandiateeeee" son un descojone

La verdad es que yo veo mucho anime, normalmente me hace mucha gracia (independientemente de si es serio o no), porque se notan las japonesadas a saco. Los veo de niños, de adultos, de chicas, de chicos, etc. y normalmente olvido la serie tan pronto como acaba, salvo que me guste de verdad, que de esas hay pocas. Solo me quedo con la "esencia" de japón que tienen. . . lo demás lo tiro.

lo de aprender japones con el anime . . . a mi me han recomendado Sazae-San, porque es un japones coloquial normal, pero no la encuentro :(

Cada tipo de anime tiene unas formas de hablar bastante marcadas para cada personaje, que no se parecen a la realidad ni por asomo, algunos personajes hablan mal todo el rato, y con expresiones que no se usan nunca.

A ver si llega el verano para poder leer tochos, ver anime e ir a la playa. . .porque este mes es un inferno!!

gabi
PD: también veo algun que otro culebron, aunque menos, pq son menos graciosos.
PDD: y solo en verano, soy un friqui solo cuando estoy de vacaciones XD

Pablo dijo...

Pues si Gabi, esta leyendo ese manga (no el anime)!

Como dices ademas de dificil es peligroso aprender japones con mangas, porque el japones varia mucho segun quien lo habla y en la mayoria de los mangas los protagonistas masculinos hablan como unos macarras y los femeninos estilo lolita.

Ahora estoy leyendo uno que se llama Blame (rollo cyberpunk), que me lo compre porque tenia pocos dialogos y pense que lo podria ir siguiendo. Craso error. Ademas cuando le pregunto a mi novia por dialogos dice que todo el mundo habla estilo tio duro/yakuza/etc. Si me pongo a aprender las expresiones que usan acabaria espantando a la gente con la que hablo :)

gabidiaz dijo...

hola

joder que suerte, se puede comprar el manga y leerlo, yo me tengo que ver el anime subtitulado por friquis o nada :(

aunque la verdad es que este concreto no lo he buscado aqui, pero fijo que no está, es demasiado japones como para que alguien lo importe. . .

¿te he dicho ya que de mayor quiero ser como tu? XDXD

gabi

Lorena dijo...

Con lo genial que es ver los Fruitis y Mortadelo y Filemón, teneis que ir lejos a buscar algo interesante.
Mira que os complicais...
:)

Pablo dijo...

Que conste que salvo que entiendas y leas japones, el que haya tantisimo manga y anime aqui no te vale para casi nada... yo entro en una tienda de dvds de anime y vale, hay 100000, todos ineditos en Espanha y con una pinta cojonuda, pero todo en japones y SIN subtitulos. Las unicas peliculas que tienen doblaje o subtitulos son, adivina... las que se consiguen fuera!

Si a esto juntamos que aqui evidentemente no hay manga o anime importado... te da que en realidad ironicamente alguien como yo tiene acceso a mas material fuera que aqui. Yo me lo tengo que bajar de internet todo. Esto es otra razon para aprender japones cuanto antes.

Lorena: fruitis power! poti poti for president!

gabidiaz dijo...

hola

Casualmente estas en el mejor entorno para aprender japones posible (yo creo que el único válido para aprenderlo :-D, ademas con profesora en casa. . .).

Procura no entrar en el gueto como todos los inmigrantes (me incluyo) que eso no motiva para el estudio :-)

gabi
PD: aunque parezca increíble yo he visto la película de los aurones (poti poti) en el cine. . . me costo 100 pesetas la entrada. . . sesión doble, después echaban poltergueist III creo, cuando en mi pueblo había cine,. . .ahora es un bar.. .

Anónimo dijo...

He observado que desde este post comenzaste a usar acentos y eñes. Caramba, solo has necesitado un par de años :-)