domingo, febrero 12, 2006

En busca del curro perdido

He estado bastante sin escribir pero por una vez, y sin que sirva de precedente, ha sido por buenas razones. He hecho bastantes cosas estos últimos días, entre ellas cambiar de trabajo. Desde luego, que fácil resulta escribirlo, pero la experiencia en si estoy seguro de que está entre las que más envejecen, al menos en Londres.

Primero, ¿por qué he cambiado de trabajo? Bueno, en un principio me puse a buscar de una manera un tanto informal simplemente porque me aburría un poco y quería ver que se podía encontrar por ahí. Encontre un par de sitios simpáticos e hice un par de entrevistas. Por supuesto durante todo el proceso me volví a ver obligado a tratar con ese auténtico submundo de serpientes que son las agencias de reclutamiento de personal. Sinceramente, a parte de que son bastante cabrones, mentirosos e interesados, son unos auténticos ineptos e incompetentes. En realidad no entiendo porque existen, no hacen nada, solo te llaman por teléfono y te preguntan un montón de tonterías (siempre las mismas) las cuales ni siquiera saben para que sirven y repiten un montón de acrónimos técnicos que no conocen y muchas veces son contradictorios. De hecho les puedes decir cualquier tontería, como que eres un experto en RRFDJS97, que dirán “good stuff good stuff” y te intentarán vender un puesto de vendedor de llaveros como un paso decisivo en tu carrera. No se como las compañías no se dan cuenta de que el tener a esta panda de inútiles de intermediarios lo único que hace es causarles problemas y hacerles pagar por algo que no obtienen. Pero bueno, el caso es que un día, justo después de que un agente me intentara convencer de que me iba a meter de ingeniero en la NASA, tenía una reunión supuestamente importante en mi empresa a la que asistían el director y una superdirectora del grupo al que pertenecemos. Yo pensé: joer, cuanto pez gordo, porfin vamos a hablar un poco oficialmente de la salida del nuevo producto. Hay que ser idiota, claro, cuando se reúne tanta gente importante es para despedir a alguien, y así fue, nos comunicaron a los miembros del departamento técnico que nuestras posiciones estaban en “riesgo de ser redundantes” (es como le llaman aquí a la patada en el culo, me encantan los eufemismos de este país). A mi me dio un poco la risa ante las caras graves y serias de todos, pensé en que listo era por haberme anticipado a la jugada empezando la búsqueda de trabajo antes. Una vez más, hay que ser idiota para pensar cosas así, me acababan de despedir y eso quería decir que tenía que buscar trabajo en menos de un mes o las cosas se empezarían a poner cuesta arriba. Por cierto, es muy interesante la razón por la que nos despidieron. Se llevan todas los puestos técnicos a China. Allí, por lo que cobra un desarrollador en Londres contratan mínimo 3, que además trabajan el doble y se les despide más fácilmente. Cosas de la globalización. Da miedo, eh? A todos los informáticos que leeis esto, os aconsejo que pongais los ojos en puestos de analista para arriba. Mi caso no es aislado, hay muchísimas empresas en Londres que están llevándose (o ya lo han hecho) departamentos enteros a China o La India. Las posiciones muy técnicas estilo programador tendrán tendencia a reducirse en países del primer mundo. Los análisis, diseños, consultorías, etc. se siguen haciendo aquí pero las factorías de software cada vez se externalizan más. Pero basta de cháchara técnica.

La gran ventaja de que me despidieran es que me dieron un mes y medio pagado en el que no tenía que ir a trabajar. Esto me daba tiempo a hacer todas las entrevistas y llamadas telefónicas del mundo. Y esta vez no fue como cuando llegué que tuve suerte y encontré trabajo en una semana en la primera entrevista que hice. Tuve que ir a muchos sitios, a cada cual más variopinto, y responder a un montón de gilipolleces. Las entrevistas de trabajo aquí suelen ser largas, penosas y deseperantes. Para empezar no hay una sola, siempre son varias y en varios días. Normalmente hay una fase en la que te hacen un test técnico, que es algo así como asumir que mientes en tu currículum y que tienes que demostrar que sabes hacer lo que llevas haciendo durante 5 años. Después normalmente hay un momento en el que alguien del departamento de recursos humanos te hace un montón de preguntas vacías, estúpidas e irrelevantes. Quieren ver si eres capaz de escuchar gilipolleces sin perder la compostura y contestando como si fuera una pregunta muy inteligente (en el fondo es un escenario real en muchos proyectos de tecnología). Afortunadamente siempre preguntan lo mismo, por ejemplo “Enumera 5 características tuyas de las que estas orgulloso”, “¿Que cualidades crees que tiene un buen desarrollador/analista/consultor?”, etc. y ya puedes tener preparada una batería de respuestas del mismo nivel de delirio: “Pues yo me definiría como inteligente, sagaz, adaptable, rápido y paciente (sobre todo contigo, no se nota?)”, “Una de las principales características que todo desarrollador/analista/consultor debe tener es una capacidad sin igual de pensar en cosas útiles, como la lista de la compra, mientras escucha letanías de imbecilidades. Ahora mismo me acabo de acordar de que tengo que comprar patatas”. Si tienes suerte hay una fase de la entrevista en la que alguien que sabe de lo que habla (porfin!) te hace preguntas sobre tecnología y normalmente te llevas bien con él. A veces son bastante cabrones y te preguntan cosas tan específicas que nadie en su sano juicio se sabría de memoria, pero muchas veces tampoco buscan una respuesta correcta sino que demuestres que sabrías dar los pasos adecuados para ofrecer una solución al problema.

En fin, estuve con entrevistas, llamadas, currículums y cosas de esas aproximadamente tres semanas y la verdad es que me estaba empezando a preocupar. De todos los sitios que vi, solo 4 me parecieron interesantes. En uno la cagué de manera épica en la entrevista, creo que vale la pena que ponga como aún a riesgo de quedar muy mal o de que mucha gente que no son informáticos no lo entiendan. Era una entrevista telefónica con 2 técnicos:

Tecnico1: Si te dieran un vector de 52 cartas, desordenado, como lo ordenarias?
Yo: Mmm (pensando: vaya, que cabrón no esperaba este tipo de preguntas a estas horas...). Ordenarlo... como?
Tecnico2: Como tu quieras, eliges el orden.
Yo: Y tengo todas las cartas? (mi cerebro estaba empezando a ir por donde no era)
Tecnico1: Si, las 52, pero desordenadas
Yo: Vale, pues nada, haria una funcion que creara un vector con el orden final que como lo elijo yo pues es fácil y lo devolvería, algoritmo de complejidad lineal (me da que acabo de decir una tontería enorme... ouch, si....)
Tecnico1: Ehhhh.... no, no, queremos que lo ordenes, eso es hacer trampa.
Yo: Hombre, pues claro... ehhh... ordenar... si..., pero claro es que el vector ese funcionaría... pero bueno, es hacer trampa.... pues nada, hay un montón de algoritmos de ordenación muy majos, tenemos la ordenación rápida.... después la lenta, claro, pero esa es peor, es más lenta, no la recomendaría, la rápida es mejor.. euhhhhh... nose, vosotros que pensais?
Tecnico2: Porque no usas Collections.sort?
Yo: (ouch, mierda, soy idiota!) Oh, puedo usarlo? (y decia que lo otro era hacer trampa!). Ah vale vale... entonces.... usaría Collections.sort! (tocando fondo)
Tecnico1: Vale, bueno, hemos terminado, tienes alguna pregunta?
Yo: No... si ya da igual, buenos días

Menos mal que el ser humano tiene una buena capacidad de reírse de si mismo, sino íbamos por mal camino.

Un buen trabajo menos. Quedaban 3. En dos llegué a la última de las series de entrevistas y tenía muchas posibilidades pero al final cogieron a otros. O sea, que al final, tenía un puesto interesante para el que ya había hecho 3 entrevistas y los tíos estaban duros de roer, y después 2 o 3 entrevistas para mierdas varias y nada interesante a la vista. Me empecé a poner un poco nervioso, sino me cogían ahí me tendría que meter en otro típico trabajo de estos en los que te aburres en 4 meses y mi currículum empieza a parecer el de Houdini con tantas escapadas. Pero bueno, al final, creo que porque he tenido mala suerte en un par de cosas últimamente, tocaba de la buena ahora y me llamaron y me ofrecieron el trabajo. Sonó un Aaaaaleluya y me puse rojo de felicidad cuando pensé en que no tendría que hacer más entrevistas ni coger más llamadas de agentes. Además probablemente, al haber encontrado trabajo relativamente pronto, pueda cogerme aproximadamente un mes ahora de vacaciones por el morro. Si lo consigo tengo un plan que ya os contaré. Por lo demás, pronto empezaré en el nuevo trabajo, que por cierto aún no he dicho de que se trata. Voy a ser consultor técnico en una consultoría especializada en banca, creo que voy a aprender bastante y además parece que la empresa es bastante buena. Eso si, me va a tocar ponerme una corbata y una sonrisa todos los días y quizá viajar algo por la pérfida albión. Pero bueno, las cosas pintan bien y me siento bastante aliviado. Por otra parte, mi antigua empresa nos ha ofrecido puestos a todos los que acaban de despedir, creo que se han dado cuenta de que los chinos son más baratos pero que no tienen ni idea de como funciona nada y se han acojonado un poco. Todos los hemos rechazado. Por mi parte, que se jodan!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me siento algo identificado. Últimamente también he estado buscando trabajo, he realizado 7 entrevistas y al final he caído en una buena empresa.
Lo divertido es ser autocrítico y reirte de ti mismo a veces, porque se suele cagar -y bastante- en una entrevista si estás hastiado, o tienes la cabeza en otra cosa -joder, la otra empresa era mejor, ¿me llamarán?.

Bueno, un saludo por ahi, de un desarrollador en España.

--------------------------
Un tal antonio

Anónimo dijo...

Felicidades por lo del trabajo. Me gustaria pedirte 4 consejos sobre el tema ahí en Londres, porqué dentro de poco yo también estaré allí en la misma situación, ytambién soy del gremio! hehe, Así que tus consejos me irían de perlas para saber a que me tengo que atener. Podrias mandarme un mensaje? Mi dirección es jiffier at gmail.com. Gracias y espero poder hablar pronto contigo!

Anónimo dijo...

Enhorabuena Pablo, aunque estoy seguro que no eres consciente de lo que consultoria significa cuando va junto a la palabra Banca, celebro que hayas encontrado trabajo en solo un mes (al fin y al cabo, por muchas entrevistas que hayas hecho, no es tanto tiempo).

Un fuerte abrazo desde madrid.

Alex.

Tete dijo...

Muy bueno Jomer, como siempre :D
Espero que te vaya muy bien en este nuevo trabajo, y que sigas teniendo batallitas como esta para contarnos ;P

PD: No recuerdo el password que puse con mi usuario, y no veo la manera de recuperarlo. Be emp xD. Alguna solución?

Anónimo dijo...

Muy buena Jomer, a ver si escribes mas que es un placer leerte.

que envidia, por lo del curro... y por lo del viaje!

CrisiS

kike dijo...

mui divertido tal como o contas, ainda que tu o passasses mal ^__^ alegra-me que encontrasses choio. o teu talento reside na capacidade técnica, experiência laboral... e cara, pablito! no bom sentido. a pouca gente que conheço em informática em banca di que se aborrece, claro que seguro que o teu curro será distinto. a mim imporia-me bastante respeito, mas no teu caso, a estas alturas, quem dixo medo? muita sorte...!!

Fran dijo...

Así que consultor técnico para banca... vaya, vaya... no, si al final acabarás comprándote un "kit minglanillas" jajaja

nonasushi dijo...

A mi me costó un mes y ya sabes que curro en un Pret de kk y que hice tres entrevistas para entrar.
Ahora que ya tienes pasta me invitas a cervezas. Ahhh gracias por leer mi blog

Jose dijo...

Hola.

No tengo ni idea de que es un desarrollador pero llevo dos meses en Amsterdam y necesitaba reirme tanto como lo he hecho leyendote.

Felicidades y gracias

Anónimo dijo...

Me había perdido con lo de vector... creo que es lo que nosotros llamamos "array" :D.
Saludos.